Ventajas de obtener un certificado energético

Todo nos parece poco cuando por fin estamos a un paso de acceder a nuestra propia vivienda. Ya sea que vamos a alquilar por primera vez o que hemos tenido la fortuna de concretar el sueño de la vivienda propia, nos preocupa y mucho, sostener su buen estado, cuidarla y equiparla de la mejor manera. En este contexto, considerar la posibilidad de un certificado energético, es una muy buena idea.

No importa si es un piso o  una casa. Tampoco el lugar del país donde estés: hablar de certificado energético Málaga, certificado energético Tarragona o certificado energético Granada es hacer referencia a un mismo concepto acerca del que vale la pena aprender y por supuesto, poner en práctica.

Comenzando por lo obvio, me parece importante responder a la pregunta que debes estar haciéndote: ¿qué es un certificado energético? También llamado certificado de eficiencia energética, es un documento que certifica la obtención de una etiqueta de calidad, algo parecido a la que buscamos en los nuevos electrodomésticos para estar seguros de su legitimidad y especialmente de su funcionalidad en términos de energía y consumo.

En el caso de las viviendas, una vez que se les adjudique el certificado energético, éstas resultarán calificadas con un código de color que señala categorías entre la A y la G, siendo “A” el mayor calificativo y “G” el menor en cuanto a su eficiencia.

Afortunadamente, este documento se comenzó a exigir como normativa a partir del 1 de junio de 2013, a todo propietario que quiera poner su vivienda en venta o alquiler, de modo que si estás en el lado opuesto de la situación, es decir eres promitente comprador o estás valorando algunas viviendas para alquilar, tienes derecho a preguntar con qué valoración de certificado energético ha sido calificada esa propiedad que te interesa.

¿Cómo se obtiene o dónde se tramita? Puedes comenzar a informarte ya mismo, desde la comodidad de tu hogar en el sitio web de TCE, vale decir de Top Certificación Energética. En toda España, cuentas con la facilidad de solicitar que un equipo de asesores de TCE te visite y aconseje acerca del estado de tu vivienda y –especialmente importante- qué cambios podrías hacer para mejorar la calificación de su certificado energético, sin que ello resulte una inversión imposible de afrontar.

Ten en cuenta, ya que hemos tocado el aspecto de la inversión, que a largo plazo el certificado energético más que una obligación es una excelente inversión, que pronto impactará positivamente en tu presupuesto ya que las facturas de consumo energético se reducen notoriamente una vez que pones en práctica estas recomendaciones y obtienes el documento.